Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En cercanías de la Avenida La Playa se presentó la activación de artefacto explosivo que dejó tres personas heridas
Cortesía, Comunidad de Tumaco

Tres personas muertas y una más gravemente herida es el saldo de los hechos que se presentan en medio de varias disputas territoriales entre grupos indígenas y los llamados finqueros de los cultivos de caña de azúcar, aunque este acto violento no se puede relacionar, aun, con dichas confrontaciones.

Lea aquí: Tres muertos deja deslizamiento de tierra en Argelia, Cauca

Lo que está claro es que los mayordomos de la Finca los Guasimos del municipio de Guachené salieron a revisar lo ocurrido con un cultivo de caña que se quemó, al hacer tránsito en los límites con el municipio de Caloto, fueron atacados con una granada que causó la muerte inmediata de Luis Enrique Álvarez de 59 años mientras otras tres personas resultaron heridas, sin embargo se conoció horas después que dos de ellas también fallecieron como consecuencia de las graves heridas.

De acuerdo con Mauricio Capaz, encargado de Asuntos de Derechos Humanos de la Organización indígena ACIN, los hechos fueron rechazados por la comunidad de nativos que además adelanta acciones con la guardia indígena para tratar de dar con el paradero de los responsables de este hecho. 

Lea ademas: Militares de Ecuador detienen a colombianos con armas en la frontera amazónica

“Las comunidades y la guardia aun no ha salido de ese sector, están tratando de cerrar una zona por donde podrían estar huyendo los responsables de ese asesinato. Es un sector complicado por el tema de los cañaduzales y la cercanía con el cañón del rio Palo y la comunicación con el municipio de Guachené por el otro lado. Ha sido difícil pero se está tratando de hacer un barrido para capturarlos”, expresó Capaz.

Además el líder nativo aseguró que se espera un pronunciamiento oficial de la comunidad indígena en la que rechace los hechos y aclare algunos antecedentes que en los días anteriores mostraban un enfrentamiento entre el pueblo indígena y los finqueros, ya que las autoridades ancestrales están solicitando esos predios en el marco de lo que llaman la limpieza de la 'madre tierra'. 

Además,  se explica que las comunidades indígenas devolvieron a varios policías que habían sido retenidos después de que se denunció el supuesto envenenamiento de varias reses en cercanías de estos lugares, donde se presentó el atentado con granada. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.