Elder Quiñones , padre del joven. Foto suministrada por la familia.

  Desde que empezó el proceso de paz y comenzaron los anuncios de la desmovilización de los guerrilleros de las Farc hacia las llamadas zonas de concentración,  Elder Quiñones, un humilde campesino inició la búsqueda de su hijo Elder Quiñones Vélez, de quien dice fue reclutado por miembros de esta grupo subversivo que operó hasta hace algunas semanas en la vereda La Siria, zona rural del municipio de San Pedro, en el centro del Valle del Cauca. Según relató el padre, un día cualquiera llegó hasta su vivienda un grupo de guerrilleros a decirle que le entregara a sus dos hijos varones y ante la negativa iniciaron un trabajo psicológico hasta que se lo llevaron y desde entonces perdieron todo contacto. “A través de un líder comunal de la zona me mandaron a decir que no lo buscara más, pues él (Elder) había intentado huir y por eso fue  asesinado, pero nos resistimos a creer esa versión y por esa razón quiero que se investigue si de pronto está en una de esas zonas en el Tolima o en el Cauca pues nuestro anhelo es reunirnos de nuevo como la familia que un día fuimos”, afirmó el campesino que hoy está radicado en el corregimiento de Fenicia, jurisdicción de Riofrío. Agregó, que Elder Quiñonez, debe tener en la actualidad 24 años de edad, es de contextura delgada, piel morena y presenta una cicatriz en la frente que se  la dejó un caballo que lo pateó siendo niño y que solía ocultársela con un crespo de cabello. “Yo le pido el favor a los señores de las Farc que nos digan si mi hijo vive para que regrese a nuestro hogar o si perdió la vida nos informen donde están sus restos para darles cristiana sepultura”, concluyó el señor Quiñones tras precisar que lo pueden contactar al número 3219595485 o el de la madre del joven 3113705505.