El vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, se declaró complacido con la firma de los acuerdos de paz, a la vez que indicó que los puntos de concentración estarán totalmente delimitados. Vargas Lleras resaltó el compromiso de las Farc de no volver a delinquir, lo que inició con el cese al secuestro, pero que a partir de ese momento se extiende a cualquier comisión de delitos como la extorsión. De igual forma, consideró adecuado que la desmovilización de los integrantes de esa organización se limite a 22 veredas del país, que tendrán territorios delimitados y acordonados por la fuerza pública, “lo que garantizará que no se repita la historia del Caguán”. El vicepresidente Vargas Lleras celebró también que el proceso de entrega de las armas tenga un tiempo establecido, que no debe superar los 6 meses. Finalmente, resaltó la labor de las Fuerzas Militares “que fueron decisivas para lograr el acuerdo”. Confío en que se suscriba el acuerdo definitivo que pone en marcha la desmovilización, la entrega de las armas y la reincorporación a la vida civil de los miembros del grupo armado ilegal.