Los padres de familia en el departamento de Bolívar no estarían reportando los casos de menores quemados con pólvora por temor a las sanciones del ICBF.  Lenny Cuello, directora (e) del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en Bolívar, contó que se tiene un indicio de subregistro de las cifras en cuanto a niños, niñas y adolecentes quemados con pólvora en el departamento, “se piensa tal vez que los padres serían victimas de represaría o denuncia penal”, pero insistió que lo mas importante es salvaguardar la vida de los menores afectados. La directora de la seccional también hizo un llamado a los bolivarenses a denunciar aquellos sitios donde se está haciendo un tipo de distribución de pólvora, recordó que son los expertos en pirotecnia los únicos a manipularla, y dijo que incluso ningún adulto debería hacerlo, “en las estadísticas se evidencia cómo un gran porcentaje de victimas son adultos” Cuello agregó que no se puede permitir que los niños tengan acceso a la pólvora bajo ninguna circunstancia, por lo que también instó a los adultos a explicarle a los menores de edad los riesgo que implica manipular este material, pero explicó que “cuando estos casos o lesiones se den se den, de inmediato hacer la remisión al centro de salud, y es así que podemos demostrar el amor que tenemos por nuestros hijos” Por su parte Daryebis Díaz, pediatra adscrita a Urgencias del Hospital Napoleón Franco Pareja – Casa del Niño, reconoció que esas cifras de menores quemados no reportados poco a poco han mejorado debido a la mayor vigilancia de las autoridades, sin embargo anotó que persisten ‘subregistros importantes’ “porque las personas temen de lo que pueda suceder en cuanto a la custodia de los niños y eso hace que eviten las consultas”   Por su parte, el general Carlos Rodríguez, comandante de la policía metropolitana de Cartagena advirtió que está vigente recompensa de hasta 5 millones de pesos, a quien suministre información sobre dónde y quien comercializa pólvora en la ciudad, sin la debida autorización de las autoridades competentes.