La Corte Constitucional advierte que los padres separados y que buscan parejas del mismo sexo no pueden renunciar a esta relación bajo la presión de que no podrán volver a vivir con sus hijos.

El alto tribunal consideró que los jueces del país y la ciudadanía en general estarían cometiendo actos de discriminación al restringir la convivencia de los hijos con los padres o madres que buscan parejas del mismo sexo para rehacer su vida.

La sentencia conocida por RCN Radio con ponencia del magistrado Alberto Rojas Ríos, advierte que "es deber del Estado adoptar medidas de igualdad con el fin de erradicar la discriminación que sufren las personas homosexuales y en general a todas aquellas que conforman minorías sexuales".

El caso estudiado por la Corte Constitucional está relacionado con una mujer que después de haberse separado de su esposo y realizar un acuerdo común de estar con sus hijos, inició una relación sentimental con otra mujer.

Esta situación generó una serie de trámites en juzgados de familia para determinar la custodia de los dos menores fruto de la antigua relación. La mujer accionante presionada a la restricción para seguir con sus hijos, renunció a continuar con su nueva vida sentimental con otra mujer y por ello suscribió una conciliación avalado por un juez que estableció dicho condicionamiento.

"El Juzgado accionado omitió su deber de salvaguardar los derechos constitucionales de la señora al aprobar el acuerdo de conciliación atacado sin considerar que en virtud del artículo 13 no era admisible imponer limitaciones que restringieron injustificadamente su vida afectiva y denotaron en un acto de discriminación por su orientación sexual", señala la sentencia.

En este caso, la Corte Constitucional consideró que hubo vulneración de derechos fundamentales de las mujeres que interpusieron la tutela y por lo tanto hizo un llamado a los jueces para que no desconozcan las sentencias proferidas para proteger a poblaciones vulnerables.