Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Paeces impartirán justicia tradicional para guerrilleros acusados de asesinato

La justicia propia es lo que se impartirá para cada uno de los 8 guerrilleros señalados como responsables de la muerte de dos miembros de la guardia indígena en Toribío.

Los mayores de la comunidad Paéz serán encargados de decidir cuál será el castigo que para los guerrilleros impondrán y que puede ir desde el cepo hasta latigazos como ha ocurrido en ocasiones anteriores.

Ya se ha preparado todo lo relacionado con la asamblea en medio de la cual serán juzgados los guerrilleros luego de la cual se emitirá un comunicado de las comunidades indígenas que han reclamado nuevamente a los grupos armados su exclusión en medio del conflicto.

Rituales para despedir a las víctimas

Hoy se cumplirán las exequias de Manuel Tumiña y Daniel Coicué en medio de un ritual ancestral presidido por las autoridades tradicionales de Toribío. Al evento asistirán delegados del gobierno departamental que a través de un comunicado manifestó el rechazo por el asesinato de los dos nativos.

Amarildo Correa, gobernador encargado condenó el hecho violento y señaló que es necesario el respeto de la población civil por parte de los grupos armados ilegales, en medio de la afectación del conflicto armado en un departamento como el Cauca.

Correa, destacó que se estudiará la competencia de las autoridades nativas para el juzgamiento de los ocho capturados señalados como responsable del asesinato de los dos indígenas.

Condena de la comunidad internacional

Fabrizio Hochschild coordinador residente y humanitario del Sistema de Naciones Unidas en Colombia también se unió a las voces que pidieron la protección a los derechos de las comunidades indígenas tras el asesinato de dos comuneros a manos de guerrilleros de las Farc.

Por su parte Todd Howland, representante en Colombia del alto comisionado de Naciones Unidas para los Derehos Humanos, también insistió en la necesidad que tienen los pueblos indígenas para que los actores armados del conflicto respeten su autonomía territorial.

“Es necesario reconocer la responsabilidad por estos crímenes y cómo durante el conflicto se han violado los derechos humanos”, puntualizó Howland.

Finalmente las Naciones Unidas hicieron un llamado para que tanto las autoridades del Estado colombiano, como los miembros de las FARC-EP respeten la autoridad de la guardia indígena y reconozcan el valor de su labor para el respeto de los derechos de los pueblos indígenas.
----------