La esperada visita del papa Francisco a Colombia ya tiene fecha. El representante del sumo pontífice en el país, Ettore Balestrero, confirmó que del 6 al 10 de septiembre el papa estará en Bogotá, Medellín, Villavicencio y Cartagena.

Después de 31 años regresa al país un sumo pontífice, en un viaje de cuatro días, que el nuncio apostólico calificó como “muy consistente” por su duración de cuatro días, en comparación con otras visitas que han sido mucho más cortas. “Esto manifiesta la importancia que Francisco le atribuye a este viaje y a Colombia, y el cariño que tiene para este pueblo”, dijo.

La preparación del viaje estará a cargo de un comité liderado por monseñor Fabio Suescún Mutis, quien ya había organizado una visita papal en 1986, cuando llegó a Colombia el papa Juan Pablo II.

El presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Augusto Castro, agradeció al papa Francisco por responder a la solicitud que le había hecho la iglesia católica de venir a Colombia. “Bienvenido a Colombia, papa Francisco. Muchas gracias”, expresó.

Además, monseñor Castro recordó que para cuando el sumo pontífice llegue al país, tendrá 81 años y por eso solo visitará cuatro ciudades. Sin embargo, resaltó que todo el país podrá escuchar el mensaje que trae el papa.

Justamente sobre esto, el cardenal Roben Salazar, arzobispo de Bogotá, afirmó que el llamado del papa será a la paz, “esa paz que estamos todos llamados todos a construir desde un corazón abierto, al amor, al perdón, a la reconciliación, a la fraternidad y a la solidaridad”.

El arzobispo resaltó que el lema de la visita será: “Vamos a dar un paso adelante”.

El presidente Juan Manuel Santos también mostró su alegría por esta confirmación y agradeció al Vaticano por este anuncio “que nos llena de emoción”.

Según el Santos, ya comenzaron los preparativos para que “esta jornada apostólica dé los mayores frutos de concordia y de unión a nuestra patria para que demos al lado de su santidad el primer paso, el gran paso, para el encuentro y la reconciliación de todos los colombianos”.

El presiente resaltó que “tener al papa Francisco entre nosotros durante cuatro días y saber que viene exclusivamente a Colombia, y que lo hará para darnos una voz de aliento y de fe a todos los colombianos, es un privilegio que nos llena de gratitud”.

“Lo recibiremos con mucha alegría, con mucho cariño y con mucha fe”, puntualizó.