El padre Carlos Correa, provincial de los Jesuitas en Colombia, afirmó que el Santo Padre Francisco vino a apoyar el proceso de paz del país, pero no a una persona en especial, "esto no es una visita a favor o en contra, de una persona, no vino a respaldar al presidente Santos ni a ninguna otra persona, vino a apoyar el proceso de paz porque son 10.000 personas que dejaron sus armas y son 10.000 personas que dejan de disparar", indicó.

"El Papa Francisco está emocionado, dijo que era precioso estar al lado de los pobres en el barrio San Francisco de Cartagena, sintiendo el amor de las personas de allí", sostuvo el padre Correa quien estuvo en reunión de los jesuitas con el Pontífice.

En la reunión privada que el Papa Francisco tuvo con los jesuitas del país, el padre Correa afirmó que transcurrió con mucha naturalidad y no hubo un discurso oficial, "nos dijo que le preguntáramos lo que queramos y fue algo muy fluido", indicó que padre Correa.

"Nos invitó a trabajar por el país por la reconciliación y la paz. Es muy importante que acompañemos a los jóvenes de este país para trabajar por los demás, que estemos cerca al pueblo colombiano, no solo en las angustias sino en las alegrías", dijo el padre Jesuita.

El Padre Carlos Correa indicó que Francisco ante todo es un hombre de Dios y ha abierto su corazón al mundo y todo lo que habla representa a Jesús, "nosotros hemos sido cautivados por Él no solo por el hecho de ser jesuita, sino por las enseñanzas que nos deja y por la humildad y amor que da el santos padre", afirmó el provinciano jesuita.

Quien estaban más preocupados por el golpe era quienes lo cuidan: Carlos Correa

El padre Correa afirmó que el Papa Francisco esta emocionado y no está preocupado por el trauma que tiene en su rostro tras haberse golpeado con el Papamóvil en Cartagena, "quienes estaban más preocupados eran las personas que lo cuidan y los médicos que lo acompañan", afirmó el Padre Correa.

En un sentido amplio, la visita del Papa Francisco tiene un contenido político, "en sentido amplio de la palabra, la visita del papa tiene un gran contenido político sobre todo en respeto por los Derechos Humanos".