Por Juan Manuel Ruiz y Fernando Posada

En el marco de la polémica por la lista de bienes entregada por las Farc, RCN Radio investigó cómo fue este proceso por parte de los grupos paramilitares sometidos en el programa de Justicia y Paz.

RCN Radio conoció un informe de la Contraloría General de la República de 2016 titulado ‘Análisis sobre los resultados y costos de la Ley de Justicia y Paz’. Este reporte fue realizado a modo de balance luego de los primeros diez años de la implementación de la ley de Justicia y Paz. (Lea aquí: Fiscalía rastrea posibles bienes y activos de las Farc en siete países)

Entre enero de 2006 y noviembre de 2016 fueron confesados 66.226 crímenes en el marco de Justicia y Paz. Así mismo los paramilitares entregaron un total de 1.564 bienes. Sin embargo, el total de crímenes imputados en ese periodo fue de 84.114 y los bienes con investigaciones de oficio fueron 3.050.

Esto deja claro que los paramilitares no estuvieron cerca de confesar todos sus crímenes, mientras que solo entregaron de manera inicial la mitad de los bienes que habrían tenido bajo su posesión. (Lea también: Farc revela listado de sus bienes y argumenta que no tiene más)

De los bienes que llegaron al Fondo de Reparación a las Víctimas, revela la Contraloría que la mayoría son inmuebles rurales. Los 1.564 bienes entregados fueron avaluados en un total de $303 mil millones de pesos.

La Contraloría señala que ese mismo Fondo ha invertido más de $50 mil millones en la rehabilitación, mantenimiento y venta de esos bienes. Según la Contraloría, por su mal estado estos bienes no cumplen en muchos casos con una vocación reparadora.

Las indemnizaciones judiciales para las víctimas en el marco de Justicia y Paz han costado al Estado $71.761 millones de pesos del Presupuesto General de la Nación. Al mismo tiempo, solo $5.100 millones de bienes pertenecientes a los grupos paramilitares han llegado a indemnizar a las víctimas.

Entre los bienes entregados por los paramilitares, según revela la Contraloría, se encuentran $12 mil millones de pesos en dinero y títulos y $24 mil millones en 4 sociedades distintas.

Así mismo, los paramilitares entre 2006 y 2016 entregaron 562 inmuebles rurales por un total de $196 mil millones de pesos. La cantidad de inmuebles urbanos fue de 300, por un total de $65 mil millones de pesos.