Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Plantón a las afueras de la embajada de Canadá en Bogotá.
Plantón a las afueras de la embajada de Canadá en Bogotá.
Foto: RCN Radio

Cerca de 80 personas, la mayoría llegadas desde Santander, realizaron un plantón a las afueras de la embajada de Canadá en Colombia, ubicada al norte de Bogotá, rechazando la solicitud de una millonaria indemnización de la multinacional Eco Oro.

Hernán Morantes, vocero del Comité para la Defensa del Agua y el Páramo de Santurbán, una organización social y ambientalista que lideró dicho plantón, aseguró que la empresa canadiense Eco Oro está solicitando más de 700 millones de dólares de indemnización "porque no pudo explorar ni explotar oro en zona del páramo de Santurbán", ubicado entre Santander y Norte de Santander. 

Lea también: Comienza en China la COP15, crucial cita mundial sobre biodiversidad

Afirmó que con el plantón quieren visibilizar lo que está pasando en los  procesos arbitrales (tribunales internacionales) que lleva esta multinacional, "reclamando porque no se le dejó destruir el páramo de Santurbán". 

"Hace poco salió una decisión preliminar de un Tribunal del Banco Mundial, donde Eco Oro argumenta que hubo un trato inequitativo en este caso porque, supuestamente, Colombia le generó falsas expectativas sobre el desarrollo de un proyecto minero que finalmente no se dio", comentó Morantes. 

Cabe recordar que la multinacional canadiense Eco Oro llegó a Colombia en el año de 1994 con la intención de explorar y explotar oro en zona del páramo de Santurbán. 

En 2009 solicitó la licencia ambiental, pero antes de eso ya el gobierno colombiano le había otorgado título minero y la empresa empezó la exploración de oro en la zona. Sin embargo, en 2011, el ministerio de Ambiente (todavía no existía la Anla) negó la licencia ambiental a la multinacional frenando el segundo paso de la explotación. 

Más enLos otros hallazgos que tienen la atención de las autoridades en caso Centros Poblados

"Ellos argumentan que como ya se había hecho un contrato, tenía derecho no solo a la exploración de oro sino a la explotación. Y lo cierto es que el gobierno colombiano, negó la licencia ambiental porque se quería explotar oro en el corazón del páramo de Santurbán que aún sin delimitar, se pudo constatar que estaban en ecosistema paramuno", explicó. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.