El Partido Opción Ciudadana no quiere ser un convidado de piedra dentro de la Unidad Nacional y ya le exigió formalmente al presidente Santos si ellos hacen parte o no de las colectividades de la coalición de Gobierno. Al interior de ese partido hay molestia porque el Gobierno siempre ha contado con el voto de esa bancada en los proyectos que tramita en el Congreso, pero nunca lo ha reconocido públicamente. Esto podría poner en riesgo el apoyo de Opción Ciudadana a iniciativas como el acto legislativo por la paz, que para la segunda vuelta necesitaría una mayoría calificada para que pueda ser aprobado. El senador Antonio Correa afirmó que “esperamos que se tenga claridad sobre cuál es la posición del partido dentro de la mesa de Unidad Nacional, si está adentro o está afuera o solamente nos necesitan para votar los proyectos cruciales del Gobierno”. “No queremos ser más un convidado de piedra y queremos tener la representatividad que merece tener esta fuerza política dentro de la mesa de la Unidad Nacional, si es que estamos”, añadió. Opción Ciudadana tiene 5 senadores y 7 representantes a la Cámara que desde el principio han entregado su apoyo incondicional a las reformas impulsadas por el Gobierno.