Foto Colprensa

El partido Alianza Verde, cuyo candidato Antanas Mockus se enfrentó al actual presidente Juan Manuel Santos en las elecciones de 2010, denunció hoy que les "tumbaron" (robaron) esos comicios debido a la llegada de dinero de Odebrecht a la campaña del mandatario.

A través de un comunicado hecho público en su pagina web, Alianza Verde denunció que la información conocida esta semana acerca del pago que hizo la constructora brasileña de carteles electorales de Santos "es la aceptación de que a nuestro candidato (...) le ganaron ilegalmente en la segunda vuelta presidencial".

Esa contribución de la constructora brasileña a la campaña de Santos se empleó para comprar carteles electorales y fue revelada por el empresario Roberto Prieto, quien trabajó en la campaña presidencial de Santos en 2010 y dirigió la de la reelección en 2014.

Prieto fue vinculado al escándalo de los sobornos de Odebrecht en Colombia por el exsenador Otto Bula, detenido en febrero pasado, quien en una declaración ante la Fiscalía dijo que de los 4,6 millones de dólares que recibió como coimas de la constructora, un millón de dólares tenía como destino al gerente de la campaña para la reelección de Santos en 2014, algo que éste niega rotundamente.

La Fiscalía colombiana también pudo verificar que Odebrecht firmó un contrato el pasado 2 de febrero de 2014 con la sociedad panameña Paddington vinculada a la empresa colombiana Sancho BBDO, por un millón de dólares para llevar a cabo una encuesta de opinión "con el fin de lograr una aproximación con el Gobierno del presidente Santos".

En referencia al caso de 2010, Alianza Verde aseguró que por "ese fraude deben responder no sólo sus autores directos sino también los partidos en aplicación de las leyes vigentes".

"Esperamos que las investigaciones y las sanciones sean concluyentes", agregaron.

En este sentido, aseveraron que el país está "frente a una clase dirigente corrupta, manipuladora y ventajista".

En su opinión eso puede comprobarse en que lo sucedido en 2010 "se repitió en 2014".

"Solamente cambiando a los mismos que nos han gobernado desde hace 150 años, pasaremos de la inconformidad a las transformaciones. Sería pedirle peras al olmo esperar que los socios de esa política tramposa, resuelvan los problemas del país. Hay que derrotarlos en democracia", concluyeron.

En 2010, Santos y Mockus pasaron a la segunda vuelta, en la que el hoy presidente obtuvo algo más del 69% de los votos, frente al casi 27,5% que obtuvo el candidato verde.

Actualmente, Sergio Fajardo, que hizo parte de la candidatura de Mockus como vicepresidente ha expresado su voluntad de ser candidato para las elecciones del 2018.

Asimismo, la senadora del Partido Verde, Claudia López, también ha expresado su voluntad de ser candidata.

Por EFE