En una reunión que sostuvieron con el Gobierno Nacional, los partidos políticos expresaron su intención de radicar una reforma constitucional en marzo para entregarle representación política en el Congreso a las víctimas del conflicto antes de terminar el año.

La decisión salió de la comisión creada por la Mesa Directiva del Senado tras el hundimiento de las 16 circunscripciones especiales de paz.

El presidente del Congreso, Efraín Cepeda, advirtió que “todos expresaron su voluntad de que las víctimas del conflicto armado estén en la Cámara de Representantes, para lo cual hay que tramitar un nuevo acto legislativo que podría estar aprobado alrededor del próximo mes de octubre y en ese momento se elegirían las víctimas”.

Cepeda dijo que se han planteado varias ideas que incluyen la posibilidad de hacer elecciones directas o indirectas, con la participación exclusiva de las víctimas, pero eso aún no está totalmente definido.

Reiteró además que el proyecto presentado anteriormente por el Gobierno fue archivado. “No tengo la facultad de resucitarlo como a Lázaro y decirle que ande, no hay ninguna posibilidad y no la veo, pero espero las decisiones de los jueces”, añadió.

El Gobierno Nacional, aunque participó de la reunión y valoró la voluntad de los congresistas, aún espera que los fallos judiciales revivan las circunscripciones de paz.

El Ministro del Interior, Guillermo Rivera, afirmó que “si el Consejo de Estado revoca la decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, el Gobierno Nacional estará presto para que en el mes de marzo podamos consensuar un proyecto de reforma constitucional y que podamos tramitarlo rápidamente para garantizar que las víctimas tengan las 16 curules en la Cámara”.

La idea de los partidos políticos es diseñar un mecanismo que bloquee cualquier interferencia de los grupos ilegales en este proceso.

Se conformó un grupo técnico que comenzará a trabajar en los próximos días para concertar el texto de la reforma constitucional que se presentará en el mes de marzo al Congreso.