El planteamiento del presidente Juan Manuel Santos sobre la posible salida de las Farc de la lista de terroristas de Estados Unidos, ha causado revuelo en los sectores políticos que se han manifestado a favor y en contra. Uno de ellos es el uribismo, que a través de su director Óscar Iván Zuluaga afirmó que la guerrilla debe cumplir ciertas condiciones antes de obtener este beneficio. “Un grupo deja de ser terrorista cuando entrega las armas de manera definitiva para su destrucción, cuando devuelve el dinero que tiene por el negocio del narcotráfico, cuando destruye los laboratorios, cuando deja la extorsión, cuando no recluta menores”, señaló Zuluaga. Y dijo: “Esas son condiciones únicas para un grupo deje de ser terrorista, no puede ser una petición política, sino que debe estar basada en hechos reales”. El senador Juan Manuel Galán también afirmó que el cumplimiento de ciertos requisitos haría viable que las Farc dejen de hacer parte de la lista de grupos terroristas. “No es suficiente dejar de atacar la infraestructura, dejar de secuestrar, dejar de hacer ataques contra la población civil”, sostuvo. “Si no dejan de extorsionar, si no dejan de hacer narcotráfico, si no dejan la minería ilegal, no pueden ser retirados de estas organizaciones terroristas”, añadió el legislador. El presidente Juan Manuel Santos también planteó la necesidad de que Estados Unidos suspenda las órdenes de captura contra guerrilleros de las Farc en caso de que se firme la paz definitiva.