La propuesta que analiza la Registraduría para realizar en Colombia un nuevo censo electoral cayó bien en los partidos políticos como un mecanismo para combatir el trasteo de votos.

La senadora del Partido de la U Maritza Martínez aseguró que cualquier esfuerzo que ayude a combatir el fraude debe ser respaldado por las fuerzas representadas en el Congreso.

“Yo creo que el país no debe ahorrar esfuerzos en hacer lo que tenga que hacer para que haya una verdadera democracia con plenas garantías para todos los partidos que hoy no existen”, señaló.

El senador del Polo Democrático Alexander López considera útil un censo cero, pero pide combatir las mafias electorales.

“Se puede tener un censo cero y se depuran los muertos, los menores, los presos y mucha gente inexistente que hoy está votando, pero el tema de fraude, los paquetes de votos que venden, es lo que también se debe combatir”, sostuvo.

El senador uribista Ernesto Macías pide transparencia a la hora de repetir el censo de votantes en Colombia.

“Lo que ocurre es que para ese censo debe haber garantías, pero desde luego que sí debe haber uno nuevo, porque el actual censo electoral está muy mal hecho”, manifestó.

El Consejo Nacional Electoral afirmó que realizar un nuevo censo de los ciudadanos aptos para votar en el país, podría tardar alrededor de dos años.