La plenaria del Senado pudo superar el enredo jurídico que tenía en vilo el proyecto de ley que reduce del 12% al 4% el aporte a salud de los pensionados y lo envió a sanción presidencial.

Con 59 votos a favor los congresistas aprobaron la conciliación de la iniciativa que cobijará a todos los jubilados y no solo a los que ganen menos de 4 salarios mínimos legales vigentes.

La ley estuvo a punto de hundirse por la gran cantidad de impedimentos presentados por los senadores que creyeron estar legislando en causa propia o de alguno de sus familiares ya pensionados con altas remuneraciones.

El senador Alexander López dijo que “el ministro Cárdenas y el presidente Santos pueden salir ahora a plantear una objeción, pero el presidente en 2014 como mandatario y candidato firmó un pacto con los pensionados de apoyar este proyecto, así que no puede salir con faltonadas a los pensionados”.

Varios pensionados que acudieron a la votación del proyecto en el Congreso celebraron la aprobación de la iniciativa y pidieron al Gobierno Santos cumplir su palabra.

Luzmila Barrera, presidenta de la Asociación de extrabajadores del Seguro Social, dijo que “la frasecita del señor presidente siempre ha sido decir que no hay plata, pero a los patronos les descontaron los parafiscales y hubo plata, no hubo objeción, pero nosotros los pobres debemos alimentar de la mesa a nuestros hijos y nietos porque no hay empleo en este país”.

Eduardo Segura, otro de los pensionados, afirmó que “plata si hay porque hay una evasión de 40 billones de pesos, que sirve para cuatro reformas tributarias. También hay plata en el Cerrejón, a la cual le cobran solo un 12% de regalías”.

Como el Gobierno dijo que esta ley le generará problemas fiscales al Estado, la última decisión podría quedar en manos de la Corte Constitucional.