Ante un juez con función de garantías el patrullero de la Policía de Bogotá Wilmer Antonio Alarcón solicitó libertad por vencimiento de términos, en desarrollo de las investigaciones por la muerte del grafitero Diego Felipe Becerra. El abogado del uniformado, Jaime Gutiérrez argumentó que desde el 2013, cuando la Fiscalía imputó los delitos de homicidio, ocultamiento y favorecimiento al homicidio, han transcurrido más de dos años sin dar inició al juicio en su contra. Sin embargo la Fiscalía llamó la atención de la juez y de los actores procesales al indicar que la audiencia de libertad por vencimiento de términos había sido solicitada por el coronel de la Policía Nelson de Jesús Arévalo, investigado por su presunta participación en la manipulación de la escena del crimen en la muerte del joven. La Fiscalía también advirtió que el proceso penal adelantado al patrullero Alarcón es por homicidio, y que pese a su solicitud de libertad por vencimiento de términos judicialmente no se cumplen las condiciones para solicitarla en la misma diligencia, en la cual lo hace el Coronel Nelson Arévalo.