Cargando contenido



La Defensoría del Pueblo reportó que se incrementó a 576 el número de personas integrantes de comunidades indígenas y Afro que han sido desplazadas en la zona del Alto Baudó, Chocó por la disputa en la zona entre la guerrilla del ELN y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia.


Así lo reveló a RCN Radio el defensor del Pueblo del departamento del Chocó, Luis Murillo, quien hizo un llamado de alerta a las diferentes entidades del Estado ante esta situación que constituye una "crisis Humanitaria".


De igual forma, precisó que estas 576 personas hacen parte de un total de 156 familias pertenecientes a cinco comunidades afros e indígenas de la región.


"La causa del desplazamiento es el enfrentamiento de principalmente en Peñazul entre miembros de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y el ELN", dijo el defensor Murillo.


Asimismo, sostuvo que incluso se presentó un enfrentamiento entre estos dos grupos armados ilegales en la propia comunidad de la verdad Peñazul, del municipio del Alto Baudó, donde no se reportaron víctimas mortales pero la comunidad si se vio obligada a dejar la zona por el temor de esta lucha armada.


"Algunos familias huyeron hacia la selva, afortunadamente y lograron llegar a la cabecera municipal buscando protección y las comunidades vecinas también se desplazaron", indicó el defensor Murillo.


Según el reporte de la Defensora del Pueblo que está en terreno y la Personería un total de diez comunidades, dos de ellas indígenas, también están confinadas por el temor del accionar armado del ELN y las Autodefensa Gaitanistas, que hacen presencia en la subregión del Baudó.


El Defensor del Pueblo Regional dijo que aunque existe un censo total de los menores y adultos afectados por este desplazamiento masivo no hay capacidad local para atender una emergencia de esta magnitud.


"Allí en la cabecera municipal del Alto Baudó el primer día del desplazamiento, en (horas) de la madrugada, sacaron a una persona habitante de la cabecera municipal y lo asesinaron a 5 minutos (de ese zona). Es decir, que en el centro de recepción de la población desplazada condiciones de seguridad tampoco son optimas", agregó.


Agregó que la Defensoría Regional esta preparando una misión humanitaria para verificar las condiciones de las comunidades confinadas y afectadas por este desplazamiento.