Cargando contenido

Los uniformados retirados exigen una reunión con el presidente Iván Duque.

Huelga de hambre policías retirados en la Plaza de Bolívar
Juan Manuel Vargas Ovalle

Un grupo de siete policías y militares pensionados de la fuerza pública completa 48 horas de una huelga de hambre en la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, exigiendo una reunión urgente con el presidente de la República, Iván Duque.

De acuerdo con el el sargento (r) Luis Fernando Henríquez, de la Policía Nacional, la jornada de protesta tiene como objetivo pedirle al Gobierno Nacional que se mejore el sistema de salud al cual acceden los uniformados retirados y sus familias.

Además, del aumento del valor de sus mesadas, tras afirmar que no se les han reconocido algunos derechos laborales y prestacionales.

En contextoDenuncian desabastecimiento en sedes de sanidad de la Policía Nacional

Henríquez aseguró que la crisis en el sistema de salud para los uniformados es tan grave, que no es posible obtener una cita médica con un especialista y que los medicamentos que les recetan nunca son suministrados.

"Hay una mala administración del sistema de salud al interior de la fuerza pública (...) La corrupción lo ha permeado y estamos solicitando un salvavidas para que se nos garantice el derecho a la salud (...) cuando vamos a pedir una cita medica no la tenemos y mucho menos una cirugía o medicamentos de alto costo, y los generales guardan silencio", dijo.

También leaPor fraude a sistema pensional de la Policía, varios uniformados en retiro son investigados

El suboficial, quien lidera la huelga, también dijo que los uniformados activos no sientan su voz de protesta frente a esta situación por miedo a que los altos mandos tomen represalias.

Agregó que, constitucionalmente, no pueden formar sindicatos por lo que ese grupo de protestantes ha tomado la vocería de los militares y policías activos y retirados.

Más informaciónFuncionario de la Fiscalía se declaró en huelga de hambre por sobrecarga laboral

"Nosotros no tiramos piedra, no dañamos la infraestructura ni bloqueamos vías, pero también merecemos ser escuchados. Nuestra huelga es pacífica pero estamos arriesgando nuestras vidas y si el presidente no nos atiende llegaremos hasta las últimas consecuencias", manifestó.

Se espera que en las próximas horas haya un pronunciamiento oficial por parte del Gobierno sobre esta situación.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido