Foto Colprensa

Henry Acosta, el “arquitecto de la paz”, conversó en Voces RCN. El empresario, que lleva 14 años trabajando en facilitar conversaciones entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc, celebra que haya llegado el final de los acuerdos en La Habana. Según Acosta, “a falta de la conferencia de las Farc -una especie de congreso integrado por un centenar de guerrilleros- los acuerdos se encuentran en un punto de no retorno”. El esperado perdón de las Farc Ante la expectativa de los colombianos de recibir un perdón por parte de los líderes de la insurgencia, Acosta aseveró que el perdón “se hace en el día a día, no en un discurso”, teniendo en cuenta que la reconciliación se hace con el Estado, lo que incluye militares que se desviaron en falsos positivos y la intervención del Ejército. “Hay que estar muy contentos de que esto esté terminando y lo que el país debió decirle a la insurgencia es: bienvenidos a la democracia”, agregó. La incertidumbre es de lado y lado Los colombianos temen que exista un número de guerrilleros disidentes, como la veintena del Frente Primero de las Farc, que no formen parte de este acuerdo: “Tengan la seguridad de que cuando van a dejar las armas algunos dirán: 'no vamos a hacerlo'; porque eso es así, son humanos”. Las dudas y temores también existen desde el lado de los miembros de las Farc. “Me preguntan guerrilleros y mandos medios: ‘¿de qué vamos a vivir?’, ‘¿nos van a matar los paramilitares?’, ‘¿nos van a meter a la cárcel?’ Pero están decididos en que la guerra y las armas no son la solución”, explicó Henry Acosta en Voces RCN. Una década con voluntad de negociación Henry Acosta cuenta con el reconocimiento de haber puesto la primera piedra para que este acuerdo sea realidad, acercamientos que lleva haciendo desde la presidencia de Álvaro Uribe. “Desde junio de 2006 las Farc buscan una negociación. Lo hicieron cuando mandaron decir al presidente Uribe que no estaban buscando una toma del poder”, sostuvo. Acosta reconoce que esas conversaciones no pudieron darse con el expresidente Uribe, mandatario que Acosta cree que “perdió la oportunidad de su vida con la paz a pesar de que tuvo 8 años para eso”.