Cargando contenido

El desplazamiento ha aumentado en el último año y desde 20016 se han reportado más de 4.000 ataques contra la población civil.

Desplazamiento de familias indígenas
Cifras de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios indican que el número de personas desplazadas este año ha aumentado un 40 %.
Cortesia Gobernación de Nariño.

La ONG Consejo Noruego para Refugiados (NRC) advirtió que después de dos años de firmado el proceso de paz entre el Gobierno y las Farc, cerca del 50 % de la población rural vive en zonas donde aún continúa el conflicto armado.

"Aunque es un logro importante, la paz acordada con las Farc no es suficiente para detener la violencia que estamos presenciando en el país", manifestó a través de un comunicado el director del NRC en Colombia, Christian Visnes.

El Consejo afirmó que más de 4,9 millones de personas requieren asistencia humanitaria, de los cuales 100.000 necesitan protección o acceso a servicios básicos.

Le puede interesar: A dos años de la firma de la paz, ¿cuál es el balance de la justicia transicional?

Asimismo, alertó que de acuerdo con cifras de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios el número de personas desplazadas este año ha aumentado un 40 % y que desde 20016 se han reportado más de 4.000 ataques contra la población civil.

"La población rural en muchas partes del país es especialmente vulnerable y continúa siendo afectada por reclutamientos forzados, asesinatos, violencia sexual y la amenaza de minas antipersonal", agregó el NCR.

El Gobierno de Juan Manuel Santos y la extinta guerrilla de las Farc, ahora convertida en partido político, firmaron un acuerdo de paz el 24 de noviembre de 2016 tras más de cuatro años de negociaciones en La Habana.

Lea también: Gobierno no pierde la esperanza de negociar con ELN

Visnes agregó que Colombia debe trabajar "con más determinación" para prevenir que el conflicto armado se incremente en zonas vulnerables y de "difícil acceso".

De igual forma, hizo un llamado a los grupos ilegales para que cumplan sus obligaciones de "respetar las vidas y los derechos" de la población civil.

"La paz lograda con tanto esfuerzo seguirá estando en riesgo mientras los colombianos que habitan las zonas rurales continúen temiendo por sus vidas", acotó Visnes. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido