Altas fuentes militares y de la Policía Nacional aseguraron que pese a la declaración de cese el fuego por parte de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia o Clan del Golfo, las operaciones en su contra seguirán.

Según lo comunicado a este medio, el único camino a la legalidad por parte de este grupo ilegal armado es el sometimiento a la justicia o de lo contrario será atacado con todo el poder constitucional de la fuerza pública.

Las operaciones militares continuarán en departamentos como Antioquia (Urabá), Chocó, Córdoba, Sucre y Norte de Santander. Allí la fuerza pública avanza con la operación Agamenon que fue diseñada para el desmantelamiento de esta estructura.

Cabe recordar que a la fecha cerca de 1.000 miembros del bacrim se han sometido a la justicia de forma individual ya que el proyecto de ley que buscaba un sometimiento colectivo se hundió en el Congreso de la República.

De igual forma que este año la fuerza pública dio golpes importantes al Clan del Golfo que dejaron la baja de dos importantes cabecillas: alias Inglaterra y alias Gavilán.