Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Eugenio Prieto, líder político de Antioquia
Eugenio Prieto, candidato a la gobernación de Antioquia.
Colprensa

En las últimas horas, el país conoció de la instalación en la cárcel de máxima seguridad de Itagüí de una mesa de diálogo socio-jurídica entre el Gobierno Nacional y los exjefes de estructuras armadas ilegales de Medellín y el Valle de Aburrá

Ellos, quienes están recluidos en la cárcel, habrían manifestado su voluntad de paz. Sin embargo, queda la duda si no estarían dispuestos a purgar penas por sus delitos en prisión

Al respecto, Eugenio Prieto, candidato de la coalición de centro-derecha para la gobernación de Antioquia, alertó a los antioqueños sobre la negociación que con grupos ilegales que se inicia en Medellín con el Gobierno Nacional. 

En ese sentido, Prieto lanzó duras críticas y advertencias a través de once preguntas al presidente Gustavo Petro, y al Alto Comisionado para la Paz, Danilo Rueda. 

“Los colombianos no podemos asistir pasivos y silenciosos a una gran operación de lavado de activos ni a una legalización a gran escala de fortunas criminales sin que exista un exigente proceso de sometimiento, con verdad, justicia y reparación”, sostuvo.  

Y agregó: “Esta historia ya la hemos vivido en otros procesos. Algunos integrantes de estas estructuras ilegales ya han participado en otros procesos donde han sido expertos en hacerle “conejo” y “trampas” a la ley: dialogan y alargan el proceso, mientras se fortalecen y continúan delinquiendo; o si se someten, no entregan nada a cambio o muy pocas cosas”.  

En el mismo sentido, Eugenio Prieto dijo que, si los grupos ilegales no están dispuestos verdaderamente a colaborar con la justicia, lo único en lo que terminará el Gobierno es en una “ingenuidad (o complicidad)” con estas estructuras. 

“Mientras la gente y sus familias tienen miedo, la apuesta del gobierno ha sido lenta y confusa. La paz total pasó a ser la del miedo total. Por eso, hago esta solicitud no solo como un ciudadano creyente de la paz integral, el fortalecimiento de la institucionalidad y la autoridad en los territorios, sino también como un fiel convencido de los valores democráticos, el estado social de derecho y el respaldo a nuestra Policía y Fuerzas Militares”, añadió.

Carta completa de Eugenio Prieto

Señor presidente y señor comisionado:

Los antioqueños hemos sido enterados por los medios de comunicación que en la Cárcel de Itagüí, se instaló una mesa de negociación con los grupos ilegales asentados en Medellín y el Valle de Aburrá.

Ante este anuncio, surgen muchas preocupaciones por la falta de información clara que hay alrededor del mismo.

Los colombianos no podemos asistir pasivos y silenciosos a una gran operación de lavado de activos, ni a una legalización a gran escala de fortunas de grupos insurgentes o de grupos criminales, sin que exista un exigente proceso de sometimiento, con verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.
Esta historia ya la hemos vivido. Algunos integrantes de estas estructuras ilegales ya han participado en otros procesos donde han sido expertos en hacerle "conejo" y "trampas" a la ley: dialogan y alargan el proceso, mientras se fortalecen y continúan delinquiendo; o si se someten, no entregan nada a cambio, o muy pocas cosas.

Si ellos no están dispuestos verdaderamente a colaborar con la justicia, entregar sus rentas legales, armas, rutas, desmantelar sus estructuras y dejar el control territorial que han tenido por décadas, lo único en lo que terminaremos es en un gobierno que por ingenuidad (o complicidad), termine empoderándolos aún más.

Frente a la incertidumbre y en aras de que los antioqueños tengamos mayores claridades. Me parece necesario elevar ante ustedes las siguientes preguntas
1. ¿Qué es, qué significa, cuál es el alcance de la paz total?
2. ¿Qué mecanismos claros permitirán negociar, simultáneamente, a todo lo largo y ancho del territorio nacional, la paz con grupos insurgentes de origen político y el sometimiento con grupos delincuenciales vinculados al narcotráfico?
3. Quién realizará directamente las negociaciones simultáneas con los grupos insurgentes y con los delincuenciales vinculados al narcotráfico.
Gobierno?
4. ¿Cuál es el periodo establecido inicialmente para estas conversaciones y como podrá afectar el proceso electoral que viene?

5. ¿Es suficiente la Ley 418/22 como marco jurídico para avanzar en negociaciones sin un norte claro del puerto al que se quiere llegar?

6. ¿Cuál es la dimensión territorial de la paz total, en Colombia y territorialmente, cuántos grupos de delincuencia común vinculados al narcotráfico, y cuántos grupos insurgentes participarán de dichas negociaciones, y a cuántos integrantes representan dichas estructuras ilegales?

7. ¿Al amparo de la justicia, se priorizará un proceso seguro de desvinculación inmediata de niños, niñas y adolescentes de organizaciones criminales y estructuras delincuenciales barriales?

8. ¿Cuáles serán las garantías para las víctimas y para el país de verdad, justicia, reparación y no repetición?

9. ¿Está claro qué están dispuestas a entregar estas estructuras ilegales a cambio de qué beneficios políticos, legales o económicos?

10. ¿Cómo se garantizará que los hombres y mujeres que hacen parte de estas estructuras bajo el mando de los negociadores no continúen delinquiendo?

11. ¿Durante el proceso de negociaciones cómo garantizará el Gobierno la autoridad y la seguridad en los territorios?

Durante los últimos meses hemos visto como la violencia, el terror y la inseguridad han venido creciendo de manera alarmante en algunos de nuestros territorios.

Mientras la gente y sus familias tienen miedo, la apuesta del gobierno ha sido lenta y confusa.
La paz total pasó a ser la del miedo total.

Por eso, hago esta solicitud no solo como un ciudadano creyente de la paz integral, el fortalecimiento de la institucionalidad y la autoridad en los territorios, sino también como un fiel convencido de los valores democráticos, el estado social de derecho y el respaldo a nuestra Policía y Fuerzas Militares.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.