Cargando contenido

Foto: Inaldo Pérez - RCN Radio





La candidata a la Presidencia, Piedad Córdoba, aseguró en diálogo con RCN Radio que ha sufrido de una estigmatización "brutal" por haber sido una de las intermediadoras en liberaciones de secuestrados de las Farc y del ELN.

"Ha sido muy duro yo no lo puedo dejar de reconocer, la estigmatización ha sido brutal, que me relacionaran con las Farc, que me trataran de terrorista y de guerrillera, por el hecho de haber logrado la liberación de unas personas", dijo Córdoba.

Relató que ella tomó la decisión de intermediar en las liberaciones luego de que como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso viviera de cerca la guerra al ver lo que padecían las personas de las regiones y conocer de cerca el drama del secuestro.

"Al país se le olvida que la mayoría de las personas secuestradas por el ELN las recibí yo, en el secuestro en la Iglesia La María, quien llegó al acuerdo con el ELN fui yo, osea yo ya tenía una especie de experiencia para llegar a un acuerdo con la insurgencia y ahora con las Farc".



Reitera que no pertenece a las Farc y que para ella y su familia "ha sido muy costoso (...) pero si ustedes me preguntan yo lo volvería a hacer. Uno no se debe arrepentir de lo que uno hace y sobretodo cuando lo hace con convicción".

Finalmente dijo que no sabe si sus propuestas confluyan o no con las de las Farc pero "me siento satisfecha que hagan política, de que comiencen a darse cuenta lo difícil que es conseguirse un voto".

Admitió que se tomaría un tinto con Uribe: