La Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, sindicato que reúne al 56% de los pilotos de Avianca, aprobó por mayoría el llamado a huelga que iniciará entre el 20 y 27 de septiembre, luego de que fracasaran las negociaciones laborales con esa compañía. (Lea acá: Más de la mitad de los pilotos de Avianca se irían a paro desde el lunes) El capitán Jaime Hernández, presidente de ACDAC, indicó que con esta huelga serán 702 los pilotos de la compañía los cuales iniciarán un cese total de actividades, lo cual prevé una afectación de las operaciones, teniendo en cuenta que actualmente Avianca cuenta con 1232 pilotos. "Fueron 699 votos por el sí y tan sólo 16 por el no, de esta manera es mayoritario el llamado al cese de actividades por parte de nuestros pilotos, recomendamos a la gente que tenga vuelos programados con Avianca para que cambien sus rutas con otras aerolíneas teniendo en cuenta las afectaciones que se van a presentar", dijo este vocero del Sindicato de Aviadores Civiles. Las negociaciones entre ACDAC y Avianca, para establecer las condiciones laborales de los pilotos iniciaron el pasado 23 de agosto y se extendieron por los 20 días que determina la ley y aunque pudo haberse prorrogado dicho lapso, los aviadores decidieron no hacerlo, según ellos, por la falta de garantías por parte de la aerolínea. "Hay que resaltar que por ley esta huelga no puede durar más de 60 días, sin embargo esperamos que en ese tiempo la aerolínea recapacite sobre nuestras condiciones laborales y nos permita una negociación de diálogo mutuo en la que podamos llegar a un verdadero acuerdo", dijo Hernández. La votación de ACDAC que terminó con el llamado a huelga fue apoyada por diferentes gremios de las azafatas y personal técnico de Avianca. La aerolínea lamentó esta decisión y aseguró que desde ya prepara los planes de contingencia para evitar que esto afecte su operación. Esta agremiación sostuvo que en las próximos días estará dando a conocer la hora cero de su paro, tras resaltar que se debe dar un tiempo prudencial para que las autoridades aeronáuticas establezcan los planes de mitigación a las afectaciones que se podrán dar en las operaciones aéreas del país.