Ricardo Acosta y su familia, integrada por su esposa y una menor de seis años de edad, viajaron al municipio de Melgar, departamento de Tolima, para tomar unos días de descanso y decidieron hospedarse en el hotel Xilon, lugar al que llegaron desde muy temprano el día sábado. El domingo 27 de septiembre, Ricardo, su esposa y su hija se encontraban disfrutando de las instalaciones del hotel, la menor, estaba en la piscina infanitl que no mide más de un metro de altura. Cerca de las 12 del día, en esta piscina se escucharon gritos y llanto, el personal de mantenimiento del hotel encendió los succionadores de la piscina y uno de ellos aspiró el pie de la pequeña. "De un momento a otro nosotros estábamos ahí alrededor de la piscina, la señora madre está como a unos tres metros yo estaba más retirado y escuchamos gritar a la niña y nos vamos a auxiliarla y observamos que era un succionador que le estaba cogiendo el pie y gritamos todos desesperados. Nosotros a auxiliarla, se siente la impotencia más tremenda y la niña gritando del dolor", explicó el padre de la niña. Ante los gritos, el llanto y la desesperación del momento, el personal del hotel apagó los succionadores liberando finalmente el miembro inferior de la niña. Una vez se encontró a salvo, no había en el lugar ni un botiquín, ni personal médico, ni salvavidas, ni alguien que pudiera auxiliarlos, lo único que lograron hacer los demás huéspedes del hotel fue conseguir hielo de la cocina para ponerle en el pie y darle medicamento para intentar calmarle el dolor. La familia Acosta tuvo que regresar de urgencia a Bogotá en donde la niña fue atendida, sedada, inmobilizada y vendada. "Lo que no nos cabe en la cabeza es porqué nosotros con niños adentro, en una piscina de niños, conectan un succionador de un momento a otro sin ninguna previa, ni poner aviso de 'piscina en mantenimiento' o lo que sea, además no hubo ni primeros auxilios, ni un salvavidas, ni nada por parte del hotel para auxiliarnos", explicó Ricardo Acosta. Hasta el momento el Hotel ni se ha comunicado con la familia, ni quiso responder por los daños ocasionados, ni dar declaraciones a medios. Ricardo Acosta interpondrá una denuncia en contra del hotel ante un juzgado y ante la Superintendencia de Sociedades, con el objetivo de que episodios como este no se repitan y se tomen las medidas preventivas necesarias.