Cargando contenido

La gravedad de la epidemia, según Miranda, es porque se evidenció su presencia en la mayoría de los 34 sistemas de páramos que tiene Colombia, de donde se abastece más del 70% de gente de Colombia.

"Estamos muy preocupados porque hemos visto que con el tiempo vemos que se ha recrudecido la situación. Ya no es sólo en Chingaza sino en otros Parques Nacionales y páramos del país", afirmó Miranda.

Esta delicada situación ambiental que viven los páramos de Colombia podría causar en unos años dificultades por agua en muchos municipios y ciudades del país, como Bogotá, que se abastece del páramo de Chingaza.

"Estamos haciendo un seguimiento muy fuerte porque se puede afectar esa capacidad que tiene el páramo de recoger y captar el agua que necesitamos", explicó la directora de Parques Nacionales.