En el Plan de Desarrollo Municipal de Salgar, Antioquia, firmado por la alcaldesa Olga Eugenia Osorio García para el periodo 2012 – 2015, hay varios párrafos que advierten del riesgo al que se podía enfrentar esta población y que finalmente ocurrió el lunes en la madrugada, cuando una quebrada se desbordó provocando la muerte de 62 personas. En la página 80, sección Gestión del riesgo de desastres, dice que el Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos del año 2008 "consigna información detallada acerca del riesgo en el Municipio de Salgar… en términos generales, en el área urbana, presentan intermedio y alto grado de vulnerabilidad el costado norte, por su ubicación en la llanura de inundación de la quebrada; lo mismo que la viviendas asentadas sobre algunas coberturas de caños que atraviesan algunas manzanas antes de descargar sus aguas a La Liboriana (caño la Cita)". Continuando con lo establecido en el Plan de Desarrollo, se detallan los tipos de amenaza que se "ciernen sobre el área urbana" y mencionan que "en el área urbana las inundaciones y las avenidas torrenciales son los fenómenos naturales que presentan mayor probabilidad de ocurrencia, debido, por un lado, a alta torrencialidad que caracteriza a La Liboriana (factor de amenaza) y por el otro, a la invasión de su cauce y llanura de inundación por edificaciones". En otro párrafo en la página 81 se lee: "De acuerdo con las estimaciones del estudio hidrológico <b>una lluvia fuerte que se produzca en la parte alta de la cuenca podrá generar una creciente que estaría afectando al área urbana con su máxima intensidad antes de 1 hora y 45 minutos". "Lo de Salgar fue de la naturaleza, eso no lo previenen nadie" A pesar de lo anterior, el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, señaló que la emergencia en Salgar fue producto de la naturaleza y que era imposible prever una tragedia de tal magnitud. En este sentido comentó que una de las hipótesis que se maneja con respecto a la avalancha que produjo la tragedia es que la región montañosa en las que está ubicado el municipio permitió que todas las condiciones climáticas se juntaran para producir el desbordamiento. "Lo que tenemos entendido es que atrás del casco urbano hay un un sistema muy montañoso donde se crean lluviosidades impresionantes y en Cerro Plateado se presentó un aguacero que produjo un desgarramiento de tierra que vino con piedras, árboles y por eso empieza a desbordarse la quebrada La Liboriana, esto no lo previene nadie es una zona inhabitada", explicó Fajardo. "La naturaleza pasa y tenemos que estar mejorando la planeación urbana y mejorar la calidad de vida de los habitantes", agregó.   Bajamos la guardia A diferencia del Gobernador, el presidente del Concejo de Salgar (Antioquia), Juan Alexander Gallego, reconoció que todo el mundo "bajo la guardia" ante los inminentes riesgos que corría la población por una posible avalancha, pese a los continuos monitores que hacían los organismos de prevención de desastres. En diálogo con RCN La Radio, Gallego declaró que también era conocedor de la alerta de riesgo consignada en el Plan de Desarrollo, ya que el Concejo del Municipio fue el que lo aprobó, pero que el tema después no fue abordado por los concejales. "Lo único cierto es que esa era una zona protegida contra la deforestación y cuidado de las cuencas hídricas, incluso había un grupo de guardabosques, por lo cual todos quedamos sorprendidos ante este emergencia", manifestó. Recordó, sin embargo, que familiares suyos le cuentan que hace mas de 40 años se presentó también una emergencia producto del mismo fenómeno natural, pero que las consecuencias fueron de menor proporción y que desde entonces no se había presentado mayor peligro. Tal vez por eso, dijo, todo el mundo bajo la guardia y no se tomaron las medidas preventivas del caso.   Panorama de dolor en Salgar El gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, manifestó que en el municipio de Salgar "hay un panorama de dolor", luego de la emergencia que se produjo en la madrugada de este lunes cuando la quebrada La Liboriana se desbordó causándole la muerte a 62 personas, según el más reciente reporte" "El panorama es de dolor, es muy difícil trascribir lo que significa el dolor cuando se pierden a los seres queridos, muchas personas tienen que ser identificadas porque no están en las mejores condiciones, estamos haciendo acompañamiento social", indicó Fajardo en RCN La Radio. El Gobernador de Antioquia agregó que se están construyendo albergues para las más de 300 personas que se han registrado como damnificadas y que se está potencializando las condiciones para que en el hospital "todo marche bien". "Tenemos los equipos adecuados, estamos monitoreando la zona, identificamos los terrenos más peligrosos y sacamos a la gente, les estamos dando todo el acompañamiento", señaló. Finalmente, el Gobernador resaltó que los rescatistas que están atendiendo el desastre son profesionales preparados y que se están prestando los servicios médicos adecuados a los heridos. Entre tanto, el director de la unidad de Socorro de la Cruz Roja, César Urueña, aseguró que se adelantan los operativos de rescate de las personas que sobrevivieron y anunció que se están evacuando las zonas que pueden estar en riesgo ante una nueva emergencia. "Las primeras labores que se han adelantado son de salvar vidas y atender a los heridos, el gobierno garantiza los recursos necesarios para atender la tragedia", afirmó Urueña en RCN La Radio. El Director de Socorro Nacional explicó que las zonas de afectación potencial están monitoreadas para evitar que se registre una nueva emergencia, considerando que las lluvias en la región continúan.