Dentro del plan para depurar el Sisbén, Planeación Nacional logró sacar de los listados a 457.000 personas que, pese a estar fallecidas, gozaban de los beneficios y subsidios del Estado. Así lo reveló el director de este organismo, Luis Fernando Mejía, quien señaló que en un gran porcentaje de estos casos "las personas terminaban cobrando los subsidios del fallecido". Indicó que pese a esta labor, "todavía faltan 113.000 casos" por ser depurados de los listados del Sisbén. "Una labor que comenzó en septiembre del 2015 y que ha permitido detectar a más de 653.000 personas" que estaban gozando de los beneficios y subsidios del Estado sin merecerlo. Mejía recordó además que en el Congreso de la República se tramita un proyecto de ley que busca mejorar el otorgamiento de estos subsidios estatales, que el año pasado le costaron al estado más de 72 billones de pesos. Dicha iniciativa ya pasó su primer debate y ahora espera la segunda discusión en la Plenaria del Senado.