La plenaria de la Cámara de representantes aprobó con 84 votos a favor y cuatro negativos la reforma al estatuto de extinción de dominio, con lo que las autoridades tendrán más herramientas para combatir la lucha contra la delincuencia organizada. El ministro de justicia Enrique Gil Botero dijo, "es un tema que parte la historia en materia de lucha contra la criminalidad organizada, toda vez que con la ley de extinción de dominio se va a tomar un punto de partida y un mecanismo eficaz en esta materia". Para el fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, con esta aprobación se le da mayor rapidez a la extinción de dominio. Martínez dijo, "para facilitar las medidas de administración de los bienes, este es tal vez el elemento más complejo que hemos tenido por décadas, en materia de extinción de dominio se traen varias iniciativas como la posibilidad de avanzar mucho mas audazmente con la enajenación temprana” Finalmente se establece un mecanismo de justicia premial para que a partir de la delación se pueda promover esta acción de extinción de dominio y donde se están tomando unos ejemplos y experiencias del pasado, en el caso del "chatarrero", por ejemplo. Además el proyecto plantea que el 50% que entregue la extinción de dominio vaya para el gobierno, el 25% para la Fiscalía y el otro 25% para el ministerio de Justicia. Este miércoles pasa a la última plenaria en el Senado y de aprobarse pasaría a sanción presidencial las reformas al estatuto de extinción de dominio.