Cargando contenido

Foto: Archivo



Cuando quedan pocos días para que se lleve a cabo la jornada electoral en todo el país, siguen apareciendo denuncias que salpican a candidatos en las diferentes regiones.

En el departamento del Meta estalló una nueva polémica por la donación de 220 millones de pesos que habría hecho el excongresista Jorge Carmelo Pérez (su esposo), quien está investigado por supuesta corrupción en los organismos de control, a la campaña de Marcela Amaya, candidata a la gobernación.

Esta donación fue reportada en el aplicativo Cuentas Claras del Gobierno. Sin embargo, Pablo Bustos, director de la Red de Veedurías, pidió claridad sobre el origen de estos recursos.

“Genera mucha duda que un ex funcionario público tenga esos recursos para hacer esa donación. Resulta escabrosa la manera como se viola el sistema democrático, pero sobre todo cuando se trata de la familiaridad que hay para las aspiraciones políticas y que buscan beneficios directos”, señaló.

Dijo que “este hecho sin duda puede configurar un conflicto de intereses que puede tener consecuencias penales y por estaremos muy atentos a lo que pase con la candidata Amaya”.

Al ser consultada sobre esta polémica, la candidata Marcela Amaya afirmó que todas las donaciones a su campaña se han hecho de forma trasparente.

“Hemos respetado la ley, hemos cumplido y es muy claro que todas las donaciones que se han hecho están debidamente sustentadas”, señaló.

Dijo además que “cuando el debate se va perdiendo la injuria es el arma del perdedor y eso es lo que está sucediendo en el Meta cuando los contradictores se sienten perdidos, ya que acuden a este manto de dudas y mentiras para que la gente tenga desconfianza de mi campaña”.

Esta denuncia se conoce poco tiempo después de que la Misión de Observación Electoral alertara que muchos candidatos a la gobernación no han reportado sus ingresos y gastos de campaña como debe ser.