Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Polémico exjefe policial hondureño será diplomático en Colombia

El exjefe de la policía hondureña, general Juan Carlos "El Tigre" Bonilla, destituido por el gobierno hace cuatro días, anunció que fue nombrado agregado policial en la embajada de Honduras en Colombia.

Bonilla, un controvertido policía a quien Estados Unidos vincula con violación de derechos humanos, aseguró que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos "ya dio su beneplácito", lo cual no ha sido confirmado aún por el gobierno.

"Me siento listo para desempeñar el cargo porque se trata de un nuevo reto para mi vida profesional y personal", declaró el exdirector policial, quien, aunque no precisó la fecha de su partida, dijo que "será próximamente y después que resuelva algunos asuntos personales".

Bonilla dijo a periodistas que "hace días gestionaba" su retiro como jefe policial "en busca de nuevas oportunidades". "Hasta ahora he conseguido lo que es justo y lo que quiero: estar acreditado como diplomático en Colombia", agregó.

"Estoy listo para lo que sea, sobre todo si es para cumplir mi deber", añadió "El Tigre" Bonilla, quien desde mayo de 2012 dirigía la institución policial como hombre de confianza del presidente Porfirio Lobo.

El jueves, sin mayores explicaciones, Lobo separó del cargo al polémico jefe policial, así como a los principales jefes del Ejército, señalando que lo hizo en acuerdo con el presidente electo Juan Orlando Hernández, quien asumirá el cargo a fines de enero.

"El Tigre" Bonilla, como se conoce al exjefe policial, estuvo acusado de dirigir escuadrones de la muerte y violar los derechos humanos en Honduras hace alrededor de una década.

Bonilla fue encausado en 2002 por violación de derechos humanos, pero los tribunales lo declararon inocente y la Corte Suprema de Justicia ratificó el fallo en 2009.

Fue nombrado por Lobo en mayo de 2012 para que impulsara la depuración de la Policía, luego de que en noviembre de 2011 se descubrió que cientos de sus miembros integraban bandas de narcotraficantes, ladrones de autos, sicarios y extorsionistas.

Tras el nombramiento, Estados Unidos anunció que había nombrado una comisión para investigar a Bonilla por los casos de violación de derechos humanos.

Colombia mantiene una estrecha colaboración con Honduras en asuntos de seguridad. Desde hace cuatro años apoya intensamente a la policía hondureña, al grado que muchos de sus jefes policiales han venido a asesorar a sus colegas de Tegucigalpa por gestiones de Lobo ante Santos.