La captura de un patrullero por presuntamente filtrar información a organizaciones ilegales, fue clave para que la Policía Nacional empezara a analizar el comportamiento de sus integrantes y la confidencialidad frente a información de inteligencia.

Según el subdirector de la Policía de Carabineros, coronel Francisco Ruiz, hay preocupación en la Institución por la falta de transparencia de algunos uniformados que estarían sirviendo a estas organizaciones.

"Preocupa mucho porque han sido hombres que fueron vinculados para garantizar convivencia y seguridad y se vuelven contra sus propios compañeros de trabajo. Es preocupante pero desde el mando estamos aplicando la transparencia policial", precisó el coronel Ruiz.

La información que estaría saliendo de la misma Policía tendría que ver con la ubicación de operativos, retenes y datos sobre intervenciones en contra de esa estructura; es por esto que indicó que toman acciones para conocer más allá de lo laboral a todo su personal. "Hacer visitas domiciliarias, conocer sus necesidades y lo que viven en su entorno".

Recalcó que desde la Inspección de la Policía a avanzan las pesquisas para identificar a aquellos uniformados que como el patrullero capturado en Barranquilla estarían filtrando información de inteligencia a organizaciones que la usan para delinquir de forma más tranquila y para atacar a la fuerza pública.

En 2017 se emitieron más de cuatro mil fallos disciplinarios en la inspección General y en contra de uniformados que cometieron irregularidades de todo tipo en medio de su labor.