Cargando contenido

Hechos violentos en el municipio de Tumaco (Nariño) // Foto: Colprensa



Una Misión Humanitaria y un grupo de periodistas fueron atacados en la tarde de este domingo, presuntamente por integrantes de la Policía, cuando pretendían llegar al lugar donde murieron varios campesinos en hechos que se registraron el jueves pasado.




La comisión de verificación estaba encabezada por un delegado de la oficina de Derechos Humanos de la ONU, funcionarios de Paz y Derechos Humanos de la gobernación de Nariño y varios comunicadores.



Según información entregada por la Defensoría del Pueblo, horas antes, estas personas se habrían reunido con el comando de la Policía en la zona, calificando el encuentro como "tenso y agresivo".



“Cuando la misión se movilizaba hacia la zona, abrieron fuego, comenzaron a dispar y ellos se tiraron al piso y parece que también les lanzaron granadas de aturdimiento y perdigones. Ellos tuvieron que replegarse y salir corriendo”, según el funcionario de la Defensoría del Pueblo.

La información se habría confirmado tras la comunicación sostenida con su casa editorial, por parte del periodista de semana.com que se encontraba en el lugar de los hechos.

El Gobierno le pide explicación a la Policía


El vicepresidente de la República, genera (r) Óscar Naranjo confirmó que la misión humanitaria y periodistas fueron atacados por miembros de la Policía y el gobierno le ha pedido a la entidad una explicación suficiente por lo sucedido.

Naranjo aseguró que "la misión humanitaria está sana y salva en Llorente y la Policía expedirá un comunicado aclarando la situación y pedirá excusas por el comportamiento de los uniformados que actuaron irregularmente".

El vicepresidente también confirmó que parte del objetivo de la comisión era establecer la presencia de otro cadáver en la rivera del río tras los hechos que se presentaron el jueves pasado, donde fueron asesinados varios campesinos.

Policía lamentó los hechos


La Policía Nacional dio a conocer un comunicado en el cual lamenta la situación que se presentó con una Comisión de Derechos Humanos, la Secretaría de Gobierno de Nariño y periodistas, quienes fueron atacados por uniformados cuando querían ingresar a la base para verificar los hechos que ocurrieron el jueves cinco de octubre.

"Un grupo indeterminado de personas intentó ingresar a la fuerza por la parte posterior de la base, circunstancia que conllevó a que los uniformados activaran dos granadas de aturdimiento, que no dejaron heridos". indica el comunicado.

La Policía lamentó el hecho y ofreció excusas públicas a los integrantes de la comisión.

Flip manifestó preocupación por los hechos


Por su parte Pedro Baca, representante de la Fundación para la Libertad de Prensa, Flip, aseguró qué hay gran preocupación por los hechos ocurridos con periodistas en Tumaco y que involucran a la Policía. 

Según las primeras informaciones los equipos de prensa tuvieron que abandonar la región debido a la supuesta intimidación de la fuerza pública.



"Hacemos un llamado al gobierno para que realice las investigaciones correspondientes para esclarecer los hechos. Esto es muy delicado ya que obstaculiza las labores de los periodistas en la región", indicó Baca.