Cargando contenido

Foto: Colprensa / Archivo



La Policía Nacional capturó a dos hombres que, por orden del máximo cabecilla del del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, habían asumido el control del tráfico de drogas en los Llanos Orientales.

De acuerdo a las autoridades, los capturados son Reinaldo Causil, conocido en el mundo del crimen organizado como ‘Figo’, mientras que en San Pedro de Urabá detuvieron a José Miguel Ochoa, alias Mario.

“Son dos capturas muy importantes, y seguimos a la ofensiva contra este clan mafioso, sostuvo el director general de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto Rojas.

Según la investigación, además de manejar las rutas del narcotráfico, los dos señalados capos eran los responsables de extorsiones y homicidios selectivos en los departamentos de Meta, Casanare, Guaviare Vichada, Córdoba y el Urabá antioqueño.

Además, la Policía reveló que la identificación y ubicación de estos dos capos fue compleja, ya que no utilizaban teléfonos celulares y seleccionaron un pequeño grupo para que se comunicará con equipos móviles de gama baja para evitar que las autoridades los pudieran rastrear.

Su captura significa, según la Policía, la desarticulación de una estructura responsable de la ejecución de 28 homicidios entre los que se registran la muerte del patrullero Geiner Eduardo Sanabria Montenegro y del presidente de la Junta de Acción Comunal de San Martín (Meta), Camilo Alberto Pinzón Galeano.