La Policía Metropolitana de Bogotá cerró 14 establecimientos que comercializaban celulares robados en la localidad de Suba, norte de la ciudad.

El coronel Pedro Abreu, comandante de la Estación de Policía de Suba, indicó que se llevaron a cabo varios operativos con el allanamiento de 43 locales de un centro comercial en donde se detectó que no cumplían con los papeles que soportarán los celulares.

"Seguiremos realizando otros operativos en varios puntos de Suba, porque tenemos información de que también se estaría comercializando celulares robados", sostuvo el coronel Abreu.

Entretanto el oficial señaló que fueron recuperados 120 teléfonos móviles que estaban reportados como hurtados y más de 2.000 accesorios entre audífonos, vidrios protectores, cargadores y estuches, avaluados en 53 millones de pesos.

Además las autoridades revelaron que fueron decomisados dos computadores portátiles utilizados para modificar el software de los celulares robados.

Por último, y según datos de la Policía, en la capital del país se han recuperado 1.948 celulares seguido de la captura de 148 personas quienes fueron judicializadas.