La Administración de Bogotá anunció una serie de medidas que busca contrarrestar los atracos en los buses del SITP, entre ellas, la de ofrecer una recompensa de 10 millones de pesos por los autores de estos robos. El alcalde Mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, dijo que se va a crear una fuerza de Policía de civil que va a operar en los buses del SITP especialmente en las rutas y las zonas de Kennedy, Rafael Uribe y Santa Fe donde se está presentando este problema. "La Fiscalía va a destacar dos fiscales que se concentrarán en la judicialización de los delincuentes que están atracando a los pasajeros en el transporte público", explicó el mandatario distrital. Agregó que también se van a mejorar todos los procedimientos para que la captura de los delincuentes lleve a una judicialización y a un encarcelamiento efectivo. Sostuvo que se va a instalar unos botones de pánico en los buses que estén en perfecto funcionamiento y que con el sistema de localización del JPS de los buses reporten al centro del comando y control de la Policía cuál es el bus que está siendo atracado. “He dado instrucciones para que se instalen cámaras dentro de algunos buses del SITP para poder judicializar a los integrantes de estas bandas delincuenciales”, dijo el alcalde. Igualmente la Fiscalía va a destacar dos Fiscales que se concentrarán en la judicialización de los delincuentes que están atracando a los pasajeros de transporte público.