La Policía condenó hoy el asesinato de ocho agentes, entre ellos un oficial, perpetrados en los últimos diez días por guerrilleros del ELN y bandas criminales como el Clan del Golfo y Los Pelusos. El director de la Policía de Colombia, general Jorge Hernando Nieto Rojas, dijo en un comunicado que convocaba la solidaridad de los ciudadanos para "redoblar esfuerzos y combatir sin tregua a los violentos". Los asesinatos de los policías ocurrieron entre el 29 de abril y el 9 de mayo en los departamentos del Norte de Santander, fronterizo con Venezuela; Cauca, Antioquia, Cesar, Chocó y Córdoba. (Lea aquí: Un policía herido en Córdoba deja ataque atribuido a Clan del Golfo) Nieto advirtió que los asesinatos son reacciones del crimen organizado por la lucha frontal que mantiene la Policía en contra de esos grupos. El Bloque de Búsqueda de la Policía ha capturado en los últimos meses a 1.284 personas vinculadas con el Clan del Golfo, la mayor banda criminal de Colombia nacida tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006. También han logrado abatir a 52 de sus cabecillas y se han incautado 94 toneladas de cocaína. Según la Policía el pasado 29 de abril un francotirador de Los Pelusos, como se conoce a un reducto de la exguerrilla del Ejército Popular de Liberación (EPL), asesinó en el municipio de Teorama, región del Catatumbo, en Norte de Santander, al comandante de la estación local, intendente Jaime Leonel Mariño Quintero. Por su parte a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que en febrero pasado inició diálogos de paz con el Gobierno en Quito, le atribuyen la muerte de patrullero Oswaldo Lance, ocurrida en Caloto (Cauca). Mientras que el Clan del Golfo, según la Policía, es el responsable del asesinato de seis agentes, dos en Antioquia; dos en el Chocó y uno en César y Córdoba. Por: EFE