La Policía Nacional desmanteló una organización del narcotráfico integrada por colombianos, brasileros, italianos y libaneses que abastecía mafias de España, Bélgica e Italia. Las autoridades señalaron que este grupo de traficantes de alucinógenos que posaba de prósperos empresarios, montó en Brasil una sofisticada red internacional de narcotráfico que camuflaba cocaína en las entrañas de gigantescos bloques de granito que pesaban hasta 22 toneladas. Los seis detenidos eran los herederos de los extraditados Hernando Gómez Bustamante, alias "Rasguño" y "El Loco Barrera", al igual que de los hermanos Luis Enrique y Javier Antonio Calle Serna, conocidos como Los Comba, quienes se sometieron a la justicia. La policía señaló que la banda, que identificaba sus cargamentos con una marquilla en forma de un grano de café, también lideraba procesos de producción, tráfico y comercialización de estupefacientes desde Santa Cruz de la Sierra en Bolivia y controlaba rutas a través de Perú y Paraguay. La organización del narcotráfico ocultaban la droga en piedras de tres metros de alto por seis de ancho, mediante la utilización de equipos de alta tecnología, para luego insertar cilindros metálicos repletos de cocaína. Los detenidos quienes son pedidos en extradición por la justicia de Brasil, deberán responder por los delitos de tráfico internacional de cocaína y conformación de organizaciones ilegales.