El coronel Luis Quintero, comandante del Grupo de Operaciones Especiales de Hidrocarburos de la Policía, aseguró que tras operativos en contra de las estructuras dedicadas al narcotráfico y al hurto de hidrocarburos, se logró destruir una refinería clandestina "con capacidad de destilar mas de 10.000 galones de hidrocarburos, los cuales eran utilizados como insumo para procesamiento de cocaína y minería ilegal en Tumaco, Nariño". 

La refinería estaba ubicada en zona rural del municipio y camuflada a mas de un kilómetro de distancia del oleoducto Transandino, en zona selvática.

Allí una manguera transportaba el hidrocarburo "dejando derramamiento del crudo por todo su paso hasta llegar al centro rudimentario, donde era procesado en destiladeros conocidos como 'marcianos' a altas temperaturas para poder ser utilizado en diferentes actividades criminales".

En la zona se logró la captura en flagrancia de 3 personas, el hallazgo de cinco piscinas para el almacenamiento de 2 mil galones, 4 marcianos, 2700 metros de manguera, que se suman a las 5 inhabilitadas por la Policía Nacional en el último mes.

En lo corrido del año la Dirección de Carabineros y Seguridad Rural ha logrado la captura de 381 personas, 44 refinerías destruidas, 77 tanques marcianos, 25.620 metros de manguera, 54 piscinas artesanales de almacenamiento y cerca de 1.178.039 galones de hidrocarburos se han recuperado.