La Policía Nacional incautó cuatro toneladas de cocaína en México, Costa Rica y El Salvador en coordinación con la DEA y las autoridades de esos países. La Dijín reveló que en un gran despliegue de las autoridades se logró incautar 2.861 kilos de cocaína que eran transportadas en dos lanchas rápidas que cruzaban las costas mexicanas. La Policía Nacional reveló que la cocaína pertenecía a una red de narcotráfico conformada por colombianos, ecuatorianos, guatemaltecos y mexicanos. Las casi tres toneladas del alucinógenos habían salido del municipio de Tumaco, Nariño, con destino a Centroamérica y Estados Unidos. Las autoridades revelaron que el operativo se logró gracias al intercambio de información establecido con autoridades de la Unidad de Inteligencia Naval de la Armada de México, que permitió que fueran ubicadas las lanchas que llevaban la droga cuando cruzaban las costas mexicanas.