Foto/Policía Metropolitana

La Policía Ambiental y Ecológica, realizó la actividad, en su línea de Prevención y Educación, la campaña a la no utilización de la palma de cera, en el calendario cristiano de la Semana Santa en las iglesias católicas en el área metropolitana de Montería. La Policía tiene como propósito desestimular el uso de la Palma de Cera a través de nuevas alternativas de solución para los feligreses como la Palma Areca, juncos, hojas de mata de plátano y  hojas de mazorca. Según las autoridades, la palma de cera es el árbol Nacional de Colombia y se constituye como el hábitat del Loro Orejiamarillo, especie que se encuentra en peligro de extinción según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Dice el informe de  la Policía,  que las personas que sean sorprendidas comercializando o usando la Palma de Cera, serán judicializadas por delitos ambientales, contemplados en los artículos 29 de la ley 1453 “ilícito aprovechamiento de los recursos naturales” y artículo 33 de la ley 1453 “daño en los recursos naturales”.