La Policía Nacional anunció una recompensa de hasta 10 millones de pesos para quien entregue información que permita dar con el paradero del hombre que mató un oso de anteojos en el parque Nacional Chingaza. El comandante de la Policía de Protección General William Salamanca, dijo que un equipo integrado por la Fiscalía, Corpoguavio, funcionarios del ministerio del Medio Ambiente y la Policía adelantan una investigación para dar con el paradero de este hombre. Agregó dentro de las hipótesis que analiza la Policía está la posibilidad de que algunos habitantes de la zona que se dedican al ganado lo hayan asesinado por considerarlo una amenaza. Sin embargo, recordó que la dieta de estos animales depende en un 90 por ciento de vegetales, por lo cual, el oso no representa una amenaza.