Según habitantes del sector, la Policía llegó a sacar de un cambuche a dos indigentes, estos al no acceder, los uniformados rociaron con combustible el sitio haciendo salir por la fuerza a los supuestos habitantes de calle.

De lo que no se percataron fue de la presencia de dos perros que estaban amarrados dentro del cambuche que de inmediato perdieron la vida incinerados.

Las autoridades manifestaron que iniciaron una investigación para esclarecer los hechos y agregaron que si hubiese un mal procedimiento por parte de la policía se harán las sanciones del caso.