El coronel de la Policía Metropolitana de Bogotá, Alex Vega, dijo que la seguridad en los centros comerciales ya se había reforzado antes del atentado terrorista del pasado sábado en el Andino. Según el oficial, tras los análisis de seguridad e inteligencia a estos establecimientos se evidenciaron fallas que fueron resueltas con intervención policial. "Veníamos observando, no alertas, sino problemas de acompañamiento a los centros comerciales que fueron intensificados, pero nosotros venimos acompañándolos desde antes del evento", dijo el coronel Vega, quien enfatizó en que la seguridad del lugar no se relaciona con el trabajo con los uniformados. La orden de la Dirección General de la Policía fue clara, reforzar aún más la presencia en inmediaciones de establecimientos comerciales en la ciudad y con procedimientos de verificación de antecedentes judiciales o requisa a personas sospechas para prevenir cualquier hecho criminal. Cabe recordar que con ayuda de 250 cámaras de seguridad del sector donde está ubicado el centro comercial Andino las autoridades buscan a los responsables de este hecho que dejó tres mujeres muertas y una decena de heridas.