RCN Radio logró establecer por fuentes judiciales que los uniformados que participaron en la diligencia de inspección del cuerpo de Yuliana Samboní estuvieron en su primera declaración ante investigadores del CTI de la Fiscalía General de la Nación.

Según datos conocidos de la primera socialización de estos uniformados sobre el minuto a minuto de la inspección de dicha escena del crimen, se les cuestionó la filtración del material probatorio hallado en ese apartamento donde fue encontrada sin vida la menor, ya que fueron entregadas a la prensa lo que representa una violación a los derechos de las victimas y además de sus familiares.

Por ahora, los uniformados fueron apartados de la investigación hasta que se corrobore la supuesta filtración de la carpeta de inspección que circuló por medios de comunicación y redes sociales, y que además fue entregada al CTI quien terminará el caso e investiga responsabilidades en los dos turnos de uniformados que llegaron a la escena ese día.

Supervigilancia investiga compañía de seguridad del Equus 66

El superintendente de Vigilancia y seguridad privada Carlos Mayorga, aseguró que esa entidad inició una investigación contra la empresa de seguridad Advipor Ltda, que prestaba sus servicios en el edificio Equus 66, donde fue abusada, torturada y asesinada la menor Yuliana Samboní, el pasado 4 de diciembre.

De acuerdo con el funcionario, tras varias visitas de inspección, se comprobó que se cometieron varios errores por parte de esa compañía, ya que nunca fue reportado ni informado, el crimen de la niña, que además era una obligación de esa empresa de seguridad.

"Estamos adelantando la investigación desde el 9 de Diciembre cuando se presentó la muerte del guarda Merchán y hemos encontrado algunos inconvenientes e irregularidades con los reportes del prestador del servicio, cuando suceden este tipo de circunstancias" dijo.

(Lea aquí: Fiscalía investigará a policías que recolectaron pruebas sobre homicidio de Yuliana Samboní)

Indicó que "lo que hemos identificado con los elementos probatorios que hemos recopilado, es que se incumplieron los protocolos que se deben tener en este tipo de casos, como el reporte en la normatividad operativa del hecho que ocurrió, en el tiempo correspondiente".

En ese mismo sentido, agregó que "este tipo de reportes se dan para que la Supervigilancia en una plataforma que tiene con la Policía, pueda disponer de esta información a los organismos competentes".

Mayorga precisó de la misma manera, que se investigan otras presuntas irregularidades con el guarda Fernando Merchán Murillo, quien se suicidó por su presunta complicidad en la muerte de la niña, ya que al parecer, el hombre nunca acreditó los cursos necesarios para que se pudiese desempeñar como vigilante.

"Esa acreditación del guarda se venció el 6 de octubre y de ahí en adelante no se renovó por parte de esta empresa.. presuntamente esta ausencia puede obedecer a que sus cursos estaban vencidos y ese proceso entonces no se podía surtir" señaló.

Sostuvo que "estamos en las investigación de los temas con presuntos incumplimientos en la jornada laboral de esta empresa frente al personal que trabajaba, además de unos aspectos de orden tarifario y de idoneidad del personal".

El Superintendente de Vigilancia y Seguridad privada señaló que en los próximos días se conocerán los detalles de estas investigaciones y agregó que dichos resultados serán aportados a la Fiscalía en el proceso que se sigue por la muerte de la menor.