Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Miguel Polo Polo
Miguel Polo Polo se lanzará a la Cámara de Representantes
Tomada de Instagram

En los últimos días ha sido común ver en redes como los usuarios cuestionan que desde algunas empresas se insinúe por quien deben votar sus empleados, pues lo consideran un delito. 

Por ejemplo, Colanta ha estado en el ojo del huracán por cuenta de una carta enviada por su gerente, Sergio González Villa, a los productores lecheros sobre las votaciones que se avecinan en este mes y que se interpretó como una directriz para votar por Federico Gutiérrez.  

Le puede interesar: [Video] El nuevo error de Francia Márquez sobre el agro en Colombia

Además de este caso, Sergio Araújo Castro, uno de los fundadores del Centro Democrático y uno de los uribistas de primera línea y defensor a ultranza estas tesis políticas, aseguró que despedirá a sus empleados que voten por Gustavo Petro. "Un empleado que vote por Petro no cabe en mi esquema empresarial y simplemente se tiene que ir", escribió el hermano de María Consuelo Araujo, conocida como la ‘Conchi’ y que fue canciller de la República en el gobierno de Álvaro Uribe

En medio de la polémica sobre las empresas que de alguna forma le insinúa a sus empleados por quien votar, y la ola de críticas que han recibido, el siempre polémico Miguel Polo Polo, quien aún reclama que le robaron su curul afro en el reconteo de las votaciones de las elecciones legislativas, avivó la controversia al mandar un fuerte mensaje a los seguidores de Gustavo Petro.

"Si a los izquierdistas les incomoda tanto que los echen de sus trabajos por votar por Petro, pues entonces que abran sus propias empresas e inviten a sus propios empleados a votar por Petro. Sus empresas, sus reglas. Así de sencillo", escribió Polo Polo.

Las criticas en las redes sociales por su posición no se hicieron esperar: "Según ésta eminencia que quería ser congresista, los colombianos no pueden ser empleados y ejercer el derecho al voto libremente", "ninguna empresa debería condicionar el voto de nadie. Que es esta falta de respeto. Esta gente no debería ni dar su opinión", fueron algunos de los comentarios.

En días pasados, la senadora del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, se cuestionó por qué las personas son tan implacables ante las empresas privadas que tienen alguna posición política, pero guardan silencio con gremios como Fecode que reciben aportes de empleados públicos y que claramente también tiene su postura política.

Le puede interesar: Ingrid Betancourt arremete contra Petro y dice que si es Presidente no habrá elecciones en 4 años

El jurista José Gregorio Hernández recordó que la ley colombiana es clara al decir que no se debe coaccionar de ninguna forma el voto de un ciudadano.

"Cabe recordar a empleadores que quieren constreñir y amenazar a sus empleados: " El voto es un derecho y un deber ciudadano. El Estado velará porque se ejerza sin ningún tipo de coacción y en forma secreta por los ciudadanos...". Art. 258 C.Pol. ¿Cómo van a saber por quién votan?", escribió el jurista

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.