El principal sicario del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye, contó en un documental cómo mató a una mujer y a su bebé, porque ella estaba siendo acusada de colaborar con la Policía para entregar información del Cartel de Medellín, según reseñó Infobae. De acuerdo con la entrevista revelada en el documental 'Countdown to Death: Pablo Escobar', dirigido por Santiago Díaz y Pablo Martín Farina, 'Popeye' detalló cómo Escobar le ordenó masivos asesinatos de socios suyos que supuestamente eran informadores del Gobierno.

Antes de 72 horas no se sabrá causa de muerte de hija del general (r) Cabrera: Medicina Legal

'Popeye' afirma que varios de esos socios hacían parte de instituciones del Estado, por ejemplo se refiere a un mayor de la Cuarta Brigada del Ejército, quien fungía como asesor de seguridad del Cartel de Medellín y era quien supuestamente filtraba a las autoridades, las ubicaciones de las caletas del narcotraficante. El jefe de sicarios de Pablo Escobar, quien actualmente se encuentra en libertad condicional tras cumplir una pena por varios asesinatos orquestados por el Cartel de Medellín, relató cómo torturó hasta más no poder a este oficial que terminó, en medio de su desespero, confesando que su esposa era la informante. 'Popeye' contó en este documental que la mujer estaba en estado de embarazo y fue citada en una estación de gasolina, a la cual llegó ella con su bebé en brazos.  Allí fue asesinada por los sicarios de Pablo Escobar, que además le dispararon al niño. Con la frialdad que lo ha caracterizado en sus entrevistas, alias Popeye dice que también mataron al bebé por razones humanitarias. "Ella sale a una estación de gasolina y la matamos. Como un acto de humanidad le disparamos al bebé para que no quedara huérfano", según recoge la versión Infobae.