Cargando contenido

Foto AFP



La Misión de Observación Electoral (MOE) entregó su primer balance durante la jornada de este domingo, destacando que se retiró de dos municipios por amenazas a sus observadores y que la compra y venta de votos es el delito que más se ha reportado hasta el momento.

"En estos dos municipios que son Argelia (Cauca) y Astrea (Cesar) tomamos la decisión de levantar la observación electoral debido a que se presentaron amenazas contra observadores nacionales e internacionales que estaban desplegados en estas zonas del país. El contenido de las amenazas ya fue denunciado y entregado a la Fiscalía y serán ellos quienes determinen el origen de estas intimidaciones", explicó Alejandra Barrios, directora de la Misión.

Otro de los aspectos que se destacan en el primer reporte, es que la MOE recibió entre las 12:01 am hasta las 10 am, un total de 180 reportes de posibles irregularidades y delitos electorales, siendo la compra de votos el más informado, con 45 reportes; mientras que se han hecho 49 notificaciones por el delito de publicidad electoral en los puestos de votación.

La ciudadanía ha reportado dos movimientos de grandes sumas de dinero en San Marcos, Sucre, y en Dos Quebradas, Risaralda.

Así mismo, este domingo se han presentado doce capturas: 8 por llevar consigo gran cantidad de dinero y 4 por trashumancia electoral.

La MOE destacó que en el 95% de los observadores pudieron entrar a los puestos de votación, aunque en siete departamentos, en algunos puntos específicos, tanto las autoridades como miembros de la fuerza pública, impidieron el ingreso a tiempo de los observadores.

Se registraron 41 casos de irregularidades en la apertura de las mesas de votación, especialmente en Ibagué, Cartagena, e Ipiales.