Cargando contenido

Imagen de Archivo

Habitantes de los sectores de San Antonio y Portones, en San Bernardo (Cundinamarca) denunciaron que sujetos a bordo de camionetas realizaron varios recorridos a zonas rurales del municipio entregando altas sumas de dinero a campesinos con el objetivo de "comprar" el voto de los habitantes de la zona.

Frente a las denuncias de los habitantes del sector, las autoridades, en cabeza de la Fiscalía General de la Nación, adelantan una investigación para dar con los responsables que serán judicializados por los delitos de constreñimiento, fraude y corrupción al sufragante, conductas por las que podrían pagar hasta nueve años de cárcel.

La compra de votos en Colombia es un delito que podría ser sentenciado hasta con nueve años de cárcel.